Taste of her chela chapstick

Iba a partir este post con “confieso que…”, pero eso implicaría cierta culpabilidad o vergüenza ante lo que hice un par de semanas atrás, y quiero dejar claro que este no es el caso. Así que mejor comenzaré contextualizando mi anécdota.

Todos tenemos un “bucket-list” / “check-list” / “50-cosas-que-quiero-hacer-antes-de-morir”, etc. Cómo es de esperarse, mi lista evolucionó muchísimo a lo largo de los años. Sin darme cuenta, entre “tirarme en paracaídas” y “viajar sola por el mundo” apareció “darle un beso a una mujer” (¡hola papá y mamá!).

Para los que ven How I Met Your Mother entenderán mi situación, que se ve reflejada en el personaje de Lily Aldrin, mujer felizmente casada y con hijos, que cada ciertos capítulos deja en evidencia su “girl-crush” hacia su mejor amiga Robin Scherbatsky. Yo hace años que buscaba a mi “Robin”; una especie de Ellen Page con quien cumplir mi fantasía “joven y alocada” (en mi defensa, algo bastante más sano que querer probar alguna droga alucinógena).

Según mi gurú de YouTube, Jenna Marbles, existen 3 niveles de girl crush

  1. Quiero ser tu mejor amiga.
  2. Quiero ser como tú y tener tu vida.
  3. Me gustaría hacerte un sándwich de tijeras y escaparme contigo hasta el fin del mundo.

tumblr_m7ugzf2Wgr1ql20dco1_500

Soy de esas minas que se declara hetero, pero que retrocedió varias veces la escena del taxi en El Cisne Negro entre Natalie Portman y Mila Kunis. Llámese como quiera: “hetero-curiosa”, “bisexual”, “weona rara”, etc. La verdad es que durante mi voluntariado en la fundación =IGUALES (los mejores! ♡) me di cuenta que las categorías poco importan si uno se siente cómodo con las decisiones que uno toma. Quizás no crea poder tener una relación amorosa con una, pero las mujeres son ricas. Punto.

En la Facultad de Comunicaciones de mi ‘U’ se hacen unos carretes llamados Lúdico – Afectivos. En esta instancia, el pasado jueves 27 de marzo y sin esperármelo, se me presentó la oportunidad de mandarme mi soñado momento Katy Perry. Estaba levemente ebria, así que hay muchos eventos que no recuerdo bien cómo llegaron a ocurrir, entre ellos, por qué terminé contándole esta fantasía gay a una mina más grande de mi facultad.

Aprovechando de aplicar materia de mis clases sobre narrativa, les explicaré mi situación mediante el Esquema Actancial de Greimas:

(Algunos nombres y lugares han sido cambiados para proteger la identidad de sus verdaderos protagonistas).

  • SUJETO: El personaje centro de este esquema, que busca cumplir algún objetivo. En este caso, el sujeto soy yo, Francisca.
  • DESTINADOR: El motivo, o la fuerza externa o interna, que mueve al sujeto a querer conseguir el objeto/objetivo. A mí me movían las ganas de cumplir mi lesbian fantasy.
  • DESTINATARIO: Es quien se beneficia si el sujeto consigue su objetivo. Aquí sale beneficiado mi bucket-list, ya que al final de la noche puedo poner un ✓en el ítem “girl-girl kiss”. Agregaría también entre los beneficiados, cualquiera que tuvo la suerte de sapear lo ocurrido.
  • OBJETO: Lo que el sujeto quiere conseguir. La mujer de mi fantasía se manifestó en la persona de “Robin”, quien al parecer ya tenía harta más experiencia que yo en lo que a besar mujeres respecta.
  • AYUDANTE: El que ayuda al sujeto a conseguir su objetivo. No me pregunten cómo terminé contándole sobre mi fantasía a “G”, quien se entusiasmó con ayudarme a cumplirla, y me hizo gancho con “Robin” para que pudiera llevarla a cabo.
  • OPONENTE: Los obstáculos que detienen al sujeto de cumplir su objetivo. Aquí mis nervios me jugaban en contra. Repito: ningún rollo en hablar del tema, pero siempre me imaginé todo más espontáneo y en un lugar sin tanta gente conocida que pudiera verme (¿o es muy tonto lo que estoy diciendo?). La antesala al beso fue demasiado planeada y me cagaba de miedo ese sentimiento de “oh crap, it’s going to happen!”.

GRFICO~1

En resumidas cuentas, “G” me presentó a “Robin”. La idea era bailar en grupo y que todo se diera “casualmente”. Noté que “G” le susurró algo en el oído a “Robin” mientras bailábamos. En mi imaginación fue algo como “¿Veí a la pendeja que está bailando al lado tuyo? Quiere agarrar contigo, así que dale duro nomás”. Más motivos para ponerme nerviosa.

Eventualmente sentí que “Robin” me tocaba el brazo, y pocos segundos después me agarró y me dio un beso. ¿¿¿¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH, WHAT THE FUCK !!!??? Los musicales de Disney Channel jamás me prepararon para cómo reaccionar ante mi primer beso gay. Voy a omitir detalles respecto al beso, ya que en medio de mi caos mental, yo misma olvidé muchas cosas (¿Qué canción sonaba? ¿Cuánto duró el beso? ¿Tenía sabor a Becker? ¿Habrá notado que me comí una mentita antes? ¿Me agarró la cara? ¿De qué color eran sus ojos? ¿Quién nos vio?).

Sinceramente, siento que no le gusté a “Robin”. Me rehúso a pensar que agarro mal, así que prefiero pensar que fui demasiado hetero-adorable y que los nervios no me dejaron “darlo todo en la cancha”. Fue un buen beso y ella era muy linda, pero definitivamente quiero repetirlo sin pasarme tanto rollo, para así poder disfrutarlo más (¡por favor mandar curriculum por interno!).

Esto es un llamado a que todas las mujeres liberen a su lesbiana interna… créanme, no se arrepentirán.

Pd, Juan te lo perdiste (lero, lero!)
_______________________________________
[ ROLLO N° 2]: COLLEGE EDITION
Las fotos, en orden de aparición …

1. “¿¡Lo digo o no lo digo!?”. Esta es una foto de cuando el conocido humorista chileno, Yerko Puchento (Daniel Alcaíno), visitó mi facultad para el día de “Humor en Casa Central”, en el contexto de la Semana Novata. Figuraba vestido de terno presidencial y maquillado con lo que parecían kilos y kilos de base o cera color zanahoria. #BoomBoom!

2 y 3: Mis dos amores / “protagos” / guardaespaldas / twerkers profesionales / bufones / besties en la universidad: Cris y Daniel. Esta amistad surgió de la fusión entre dos agrupaciones universitarias muy importantes: Rubix y Comunicazoo. De aquella unión surge lo que hoy en día es Koyaniskatsy, una especie de recreación wachaca de New Girl (sí, yo soy Zooey Deschanel, jiji). Gracias por hacerme reír a carcajadas todos los días, y recordarme que no todos los hombres son imbéciles. 602053_437080216404688_1604679894_n

Aprovecho de hacerle publicidad a mi talentoso amigo, Daniel Ortega Covers, el King of Pop por excelencia de todo Comunicaciones PUC (perdón Topher y Ali Alexander).

 

4. Él es Jesús, o como el Puclítico lo califica: “una leyenda viviente” en la Cato; cursando actualmente, su séptimo año de universidad (carreras paralelas: Letras y Periodismo). Un verdadero Ghandi copuchento, y una de las personas más interesantes que me tocó conocer durante mi primer año en Comunicaciones. Por las casualidades de la vida, dos años antes de entrar a la universidad, yo y 2 amigas más nos topamos con el cumpleaños de Jesús en el Bar La Previa, haciendo que nos auto-denomináramos el “Trío Jesús” de ahí en adelante.

Les dejo su entrevista en el Puclítico: “La muerte de la OI según Jesús” .

5. Andre ‘Kyx’. Una de mis mejores amigas del colegio (integrante del “Trío Jesús”), que se cambió este año de College de Sociales a Comunicaciones. Siempre dispuesta a escuchar TODOS los detalles de mis insignificantes dramas amorosos, y víctima de mi misma patología spanglish. Atrás observamos al Ale en las suyas. Whatever.

6. Frani Fumarola. Admito que partí fumando por el mismo motivo que hiciera que 99% de los pendex púber comenzara el vicio: me sentía chora, sexy y parecía “ocupada” en carretes fomes (sin tener que recurrir a jugar Snake en mi Nokia, o aparentar recibir una llamada). Siguiendo la lógica del Principito de “bebo para olvidar que soy un borracho”, yo “fumo para olvidar que soy una nerd”.

7. Las “Comunicazorras” (y Mati, jajaja). Si bien ya no coincido en casi ningún ramo con la mayoría de las personas que aparecen en esta foto, verlos en el patio siempre va a ser reconfortante, ya que me recuerdan lo increíble que lo paso en mi carrera (y la cueva que tengo de que no sean de Derecho UC… broma, jajaja!).

_____________________________________

¡Muchas, muchas, muchas gracias a todas las personas que leyeron mi primer post y que me dieron tanto feedback positivo durante la semana! El despecho se vuelve dulce como la miel cuando recibes tanta buena onda, y por eso, les debo muchísimo. Ustedes hacen que valga la pena sacrificar mi dignidad, por lo que me preocuparé de seguir haciendo hartas weas para mantenerlos entretenidos. Todo sea por la anécdota.

¡Hasta pronto Franiliebers! 🙂

 

Advertisements

3 thoughts on “Taste of her chela chapstick

  1. Escribes tan bien que no puedo permitir que creas que agarras mal, y me muero de ganas de aportar más información a tu historia.
    Solicité específicamente a G (y más tarde a A, que lo hizo muy mal) ser presentada ante ti. No sabía quien eras. Un poco antes, a partir de un evento aislado, habíamos llegado a la conclusión como grupo de amigos que los preámbulos eran innecesarios y entorpecían las interacciones humanas en general. Es muy incómodo querer besar a alguien que no sabes si te va a rechazar. Asumiendo la heterosexualidad de la población general las posibilidades de rechazo eran altas. Qué incomodo tratar de agarrarte a alguien que no quiere agarrar contigo.
    Entonces, tratando de hacerme la chora, dije algo así como “G, ya po, introdúceme” y recibí de respuesta algo que sonaba más o menos como “Vo dale no más”, que me puso muy nerviosa.
    Hubo una fuerza externa adicional de un sujeto pasajero que susurró en mi oído algo muy parecido a “No seai tan pussy” y desapareció, infundiéndome el valor necesario, sin el cual nada habría sido posible (acordamos llamarlo Adam Smith o Deus ex machina, parecía no poder soportar no estar en el gráfico).
    Jamás me habían agradecido un beso explícitamente y con la palabra “gracias”. Nunca nadie recuerda de verdad las canciones que suenan, es un mito y una actividad distractora. Pido disculpas por estar tan pasada a escudo. Sí, se notó la mentita y fue agradable. Tú me agarraste la cara. Sospecho que no solo nos vieron, sino que también muchas personas estaban mirando. Fue un gran beso.

  2. siempre es recomendable comenzar tu experiencia homosecsual-bucal con una amiga. alguien que sepas que no te juzgará y con quien tendrás plena confianza. demás está decirte que ojalá sea curá. de ahí en adelante, todo es miel sobre hojuelas. puedes continuar agarrándote a amiguis para pararles la pirula a tus amiguitos, y continuar como un jugueteo pobre. that’s my advice : )

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s