It’s a Match! ♥

Todo comenzó con un match Así le prometí a Rodrigo, o el “Pollo”, que partiría la publicación en la que cuento el relato de nuestra primera cita a ciegas como “pareja potencial” de Tinder.

Para quienes no conocen esta aplicación, Tinder funciona de la siguiente manera:

Primero, uno elige el sexo, rango de edad y distancia de las personas que te gustaría conocer (por lo general con fines amorosos). La aplicación muestra la imagen de tu “match potencial”, junto con su edad e información que éste haya compartido. El juego consiste en “aceptar” o “rechazar” a tus pretendientes, y si ambos “se gustan”, se abre un chat para que puedan comenzar a conversar (y eventualmente tirar if you get lucky enough). Tranquilos, que la aplicación está vinculada a tu perfil de Facebook, por lo que es mucho menos probable que seas víctima de un Catfish.

      

¿Suena entrete o no?

La verdad es que cuando me contaron sobre esta aplicación, no pude evitar odiarla un poco. “Otra forma ridícula para jotearse gente sin tener que armarse de valor”, pensé.

Siempre he creído que el “online dating” es la herramienta de conquista que ocuparía un cuarentón recién divorciado, que se rehúsa a “volver a las pistas” e invitarle mojitos a las hungry cougars de ‘Las Urracas’. Solo ahí se vuelve entendible tener que recurrir a Tinder y sus derivados.

 

Además, no puedo evitar ponerme en la situación de que en verdad algún día llegue a engancharme con alguien que conocí en Internet, y tener que explicárselo a mis futuros hijos para que suene lo más romántico posible.

 Kids … I met your Father on Tinder ”

Si bien admito que gran parte de mis estrategias de conquista se las debo a las redes sociales, sigo siendo fiel defensora de la seducción clásica: miradas de reojo, awkward first dates, llamadas “¡corta-tú, no-tú!”, manitos locas en el auto, ramos de girasoles, besitos en la última fila del cine, homemade brownies para el mes, cartas, etc.

Si me bajé Tinder, fue porque bien en el fondo es MUY entretenido. Jamás he sido de bajarme juegos de celular, por lo que nunca me enganché con Candy Crush, 2048, Preguntados, etc. Pero jugar a elegir potenciales pretendientes sonaba mucho más interesante. En vez de acumular puntos, acumulaba “matches”.

Supuse que mientras no me tomara muy en serio Tinder, todo saldría bien. Evito que mis conversaciones con la misma persona duren más de media hora, y si me piden el whatssapp o me invitan a “tomarnos algo”, les explicaba que no era mi onda.

Entonces se preguntarán, ¿por qué decidí salir con Rodrigo? Mis motivos fueron los siguientes…

(a) Como parte de mi terapia para olvidar al individuo que inspira el nombre de este blog (alias, The Devil Wears Armani), decidí hacer todas esas cosas que no pude hacer antes de ponerme a pololear. Desde entonces, tuve mi primer “walk of shame” (a las 8am, desde Sector 5 hasta Sector 2 en Reñaca, con mini falda, rímel corrido y taco roto), mi primer lesbian kiss (por siempre tuya, Robin), mi primera cita con un Old Boy  (puntos extras por se graduado de Yale), mi primer show en vivo de strippers (ya hablaré de eso), entre otros. Tener mi primera “Tinder date” sonaba perfecto para mi colección de “shit-to-do-before-I-die“.

(b) No caía en ninguno de estos clichés de Tinder:

  • El mirror-selfie que causa vergüenza ajena: A veces se las toman en el baño, otras en el ascensor, o en el espejo del gimnasio, etc. La verdad es que da igual, ya que no hay weá más mata-pasiones que esa pose de “coqueteándole a mi propio reflejo” para sacarse una foto de perfil.
  • El pequeño trotamundos: Me da MUCHA paja hacerle zoom a tu “original” foto sobre las ruinas de Machu Picchu para cachar si erí mino o no. Si vas a poner una foto del “viaje que te cambió la vida”, procura que se te vea la cara, porque no me quiero jotear a un paisaje.
  • El camaleón: Este truco es uno de los más viejos del libro. Si pones una foto grupal de perfil, inmediatamente voy a asumir que eres el más feo de la manada. Como estudiante de Dirección Audiovisual, puedo asegurarte que la magia de la fotografía es infinita, y que hasta el tipo más fugly puede verse rico. Rodearse de gente atractiva para hacerte ver atractivo, NO funciona. Esto mismo se aplica para los que se ponen fotos de cuando eran chicos.
  • El Magic Mike: ¿Además de ser el integrante perdido de Jersey Shore, qué haces? Dude, ya cachamos que tení calugas, pero te respetaría harto más si te pones de vuelta tu polera.
  • El Friendzone: ¡Aw, a los dos nos gusta Lady Gaga y Ke$ha! NEXT.
  • El Wannabe Hugh Hefner: ¿Así que sales rodeado de minas en tu foto de perfil? La verdad es que si tuvieras tanta pussy de sobra en la vida real, no estarías buscando en Tinder. Ah, y las promotoras no cuentan como conquistas. Welcome to the lonely-hearts-club, bitch!
  • El WTF: Esta categoría abarca todas esas fotos de perfil que nos hicieron alejarnos un poco de las pantallas de nuestros celulares. ¿Qué chucha?

(c) Por una serie de factores que me hicieron querer “romper mis propias reglas” en esta oportunidad con Rodrigo:

1. Le gustó mi blog. Puse la dirección de mi blog en mi descripción de Tinder, principalmente para hacerme publicidad gratis, pero también porque es muy halagador saber que “galanes desconocidos” aprecian mi talento y particular humor.

2. Citó Midnight en Paris. Que un mino me hable de Woody Allen por iniciativa propia, es desde mi punto de vista, parecido a un ‘Punto G intelectual’.

3. Me jotió sin ser jote. Esta es una maniobra extremadamente difícil de conseguir, especialmente si de conquistar por Tinder se trata. Durante la hora en la que conversamos, jamás sentí un joteo exagerado (“hola guapa”), o un sexual vibe incómodo de ciber-depredador (“¿tú casa o la mía?”).

Cuando Rodrigo cachó que empecé a ceder, no perdió el tiempo en seguir rogando y me propuso un lugar y día concreto para conocernos. De alguna forma, me hizo sentir como que podía dejar el gas pimienta en la casa y arriesgarme a tratar algo nuevo.

En resumidas cuentas, una vez que quedamos en juntarnos, decidimos hablar lo menos posible durante la semana.

Es clásico caer en el error de agarrarle demasiada confianza a tu “ciber-amigo”, haciendo que la primera vez que se vean sea extra-incómoda. Además, muchos tienen ese ‘alter ego’ online, que siempre es un poco más canchero, sexy y extrovertido de lo que realmente somos en persona. Es por eso que para evitarse la “expectativa de personalidades”, es mejor dejarse sorprender un poco.

El “Pollo” me llevó a una cervecería artesanal muy cool que queda en Plaza Ñuñoa, llamada Barbudo. Luego de lo que fue una agradable conversación, acompañada de schop belga y deliciosa pizza, él se ofreció a pagar todo, incluso ante mis insistencias por aportar con el estacionamiento (tomen nota los ‘mano de guagua’).

Debo admitir que quedé gratamente sorprendida con lo bien que lo pasé con un [semi] desconocido. Independiente de si esto llega o no a convertirse en una amistad, me sirvió para sacarme algunos prejuicios sobre quienes recurren a las redes sociales para conocer gente, ya que hasta hace poco, pensaba que eran todos así:

A los lectores de La Cámara de mi Ex, les recomiendo que se arriesguen, aunque sea una vez, a conocer gente mediante formas alternativas, incluso si creen que no es algo de su estilo (como era mi caso).

… O sea, ¿qué es lo peor que puede pasar?

___________________________________

Aprovechando el tema de las redes sociales, agrego el post que postergué varias veces, sobre “los 4 perfiles que más me apestan de Facebook”.

Estas son las típicas personas que muchas veces consideré eliminar de mi lista de amigos, pero que por algún motivo, siguen ahí (bien en el fondo, porque es muy choriflay burlarse de sus estados y fotos).

1. La Carpe Diem:

Esta es la típica mina cuyo perfil da la impresión de que se trata de una mezcla de Jersey Shore con Spring Breakers. Te da la sensación de que si la tuvieras lo suficientemente cerca, tendría nada más ni nada menos que el siguiente aroma: baby_25b9e2_787386 Sus fotos de portada revelan su idolatría hacia Marilyn Monroe, principalmente porque simboliza el sueño americano de la “mujerzuela que llegó al estrellato pasándose por la raja el contexto conservador de la época”.

El “complejo Marilyn” les da la perfecta excusa para exhibirse en provocadores vestimentas animal print bajo el pretexto de “vive cada momento de tu vida como si fuese el último”.

Es por esto que todas sus fotos semi-exhibicionistas siempre van a ir acompañadas de alguna frase motivacional, tipo:

“Live fast, die young, bad girls do it well.”

“Dream on, dream until your dreams come true.”

“Borra de tu vida a quien borra tu sonrisa.”

“Don’t let anyone ever dull your sparkle.”

Una mujer debe de ser dos cosas: elegante y fabulosa.”

… O alguna cita romantichula de Tres metros sobre el cielo.

Su cuenta de Pinterest está plagada de imágenes como éstas [hold back the vomit]:   

Por lo general, ‘Las Carpe Diem’ tienen un muy buen forro, ya que usan todo su tiempo libre en el que no están “sacándole el jugo a la vida” (carreteando como Lindsay Lohan), para ir al gym a quemar las calorías de los 6 vodka naranja que les invitó el ‘club de viejos verdes’ la noche anterior en Sala Gente.

Eventualmente, esta  ‘Hangover-Barbie’ reunirá las lucas suficientes (que ganó trabajando como promotora ‘skanky viejita pascuera’ durante Diciembre) para tatuarse “Love the life you live” (en forma del signo infinito) justo arriba del culo.

Sin embargo, te compadeces de sus evidentes “daddy issues” y falta de verdadera emoción en sus vidas, ya que según un estudio realizado recientemente, se llegó a la conclusión de que “1 de cada 10 ‘Carpe Diems’ terminan por convertirse en Vale Roth”.

Quizás (solo quizás) también se trate de la clásica slutty ex-compañera de colegio de Juan, que empieza a postearle mensajitos cariñosos en Facebook apenas cacha que está soltero (changa-buitre maldito). 2. El Equis Dé:

Me da un poco de pena agregar a este espécimen a mi “black-list” de Facebook, porque bien en el fondo se trata del típico geek que no mataría ni a una mosca. Solo aplica violencia en su vida cotidiana cuando de videojuegos se trata, ya que pasa la mayor parte de sus fines de semanas tratando de pasar al siguiente nivel de Mortal Kombat.

Mortal-Kombat   14wznyo

40_ans_toujours_puceau_the_40_year_old_virgin_2005_referenceEn persona, es un tipo piolita que siempre ocupa las mismas poleras de Marvel, Star Wars, 9GAG, Zelda o alguna banda metalera (pasao’ a Portal Lyon).

Da la impresión de que es virgen. Muy virgen. O de que se masturba con animé.

Cada cierto tiempo, subirá un álbum de fotos titulado “Comic Con Chile [Año]”, en el que sale disfrazado de algún ícono nerd de su historieta o película épica favorita. Tendrás sentimientos encontrados al sapear estas fotos: por un lado te consumirá una profunda vergüenza ajena, pero al mismo tiempo, admirarás la valentía del Equis Dé.

   comic%20coon%20chile_jpg%20(14)

Nada de esto me molestaría tanto, si no fuera por el excesivo uso de emoticones que bombardean mi muro cada vez que este personaje decide actualizar su estado de Facebook.

… Y no cualquier emoticon … hablo del PEOR emoticon jamás creado por la raza humana: el xD

¿¡QUÉ CHUCHA SE SUPONE QUE ES ESA CARA!?

Según Wikipedia,

“el xD expresa ‘risa a carcajadas’. Al girarlo 90º a la derecha se asemeja a la representación de una cara con la boca muy abierta y los ojos apretados fuertemente como síntoma de una fuerte carcajada. Actualmente, este emoticono es escrito de diversas maneras, siendo estas “xd”, “xD” y “XD”

Lo irónico del xD, es que me causa TODO menos una “risa carcajadas”. Cuando lo veo, lo único que me imagino es a un creeper que arruinó una talla que quizás tenía potencial, o a un grupo de colegialas japonesas con risitas kawaii.   3083245741_1_5_bkfxBUZo

Les juro que traté de imitarla, y este fue el trágico resultado:

… ¿tan perdida estoy que así se ríe la gente ahora? xD

Mi alfabeto de emoticones se reduce a esto:

🙂  😦  :/  :O  1313  ❤  8=====D

Ahora resulta que existen mil y un maneras de expresarse en el teclado:

xp  u.u e.e  :F  :B  \o/  ¬ ¬  :-*  ^_^  :3  o.O  T_T  *_*  (>_<) (^o^)  (._.)  (°v-v°)  d[-_-]b 

Dafuk.

Desde que se estrenó Big Bang Theory, los ‘Equis Dé’ creen que al publicar sus chistes nerd, están emulando el ingenioso humor de Sheldon Cooper… pero no.

tumblr_lwwdk1m26s1qztwteLes encanta usar su muro de Facebook como Twitter, para resaltar el hecho de que son weones bien yeta. Es por eso que se pasan el día publicando todas las “cosas locas” y “trágame tierras” que le ocurren (en 3era persona), además de una serie preguntas existenciales poco relevantes:

Note to self: No todo lo que te pasa vale la pena ser compartido públicamente. Lamento informarte, pero tu vida no es TAN interesante xDexcited-trekkie

Por mientas, comenzaré mi propia campaña para erradicar completamente el uso del “xD” en las redes sociales. Nuestros hijos se merecen vivir en un mundo mejor.

3. La Tía Leti:

Todos tenemos a ese pariente que nos da entre pena y culpa eliminar de Facebook.

Probablemente, porque se trata de esa dulce tía sureña, más buena que el pan, que le habla a todo el mundo sobre su sobrina regalona (“¡a la que le cambiaba los pañales y ahora es toda una universitaria!”), y se raja con los medios regalos pa’ navidad.

La adorable (y solterona) Tía Leti, quien se integró a Facebook de forma tardía (“¡es que no le pego mucho a esto del internet!”), pero una vez que alguien cometió el gran error de crearle un perfil, nadie más pudo sacarla de ahí.

Su personalidad excesivamente altruista y entusiasta se traducen en el perfil más annoying del mundo: una mezcla entre lo que sería el Facebook de Flanders (Los Simpsons) y Patrice (HIMYM).

 

Lo único que la Tía Leti busca, es expandir su amor mediante las redes sociales. Pero ese amor termina por “colapsar” tu Facebook.

Ya, pero ¿qué tan terrible puede ser? Uno debe hacer ciertos sacrificios por la familia de vez en cuando, ¿cierto?

Es por eso que te mamay sus solicitudes diarias para jugar FarmVille. Te mamay sus publicaciones sentimentales y chulas, llenas de ositos. Te mamay sus estados reflexivos comentando el cllima. Incluso te mamay los “Throwback Family Albums” en los que te etiqueta, con fotos humillantes de tu Primera Comunión (la PEOR evidencia de tu miserable pubertad).

Filo… I can handle that.

El problema es otro. Lo verdaderamente incómodo es cuando ese pariente se entromete en esa parte de tu vida, que uno como veinteañero gozador, no quiere que su familia vea. Nuestro llamado “lado B”, no tan cute.

Me explico: una vez al mes, la Tía Leti decide hacerle un check up a su sobrina santiaguina preferida, por lo que se mete a ver sus fotos más recientes de Facebook y las comenta con cariñosos mensajes que te ponen en una situación muy awkward

5

… ¡OH, HONEY!

4. El Ex:

Aunque en teoría ya no nos tenemos en Facebook (decisión que tomamos en conjunto para poder “superarnos”), el perfil de tu ex SIEMPRE va a ser el peor recordatorio de que el bastardo no solo sigue vivo, sino que además se las está arreglando muy bien sin ti.

Si tu ex pololo pertenece a la misma especie que el mío, probablemente a la semana fuiste destituida en sus fotos de perfil por esas 2 zorras seductoras que fueron sus amantes durante todo el tiempo que estuvo contigo: Alto del Carmen y Coca-Cola.

Aquí es cuando comienza la temporada de hashtags que gritan: “¡CACHEN CABRAS ESTOY SOLTERO Y ANDO SUELTO POR LA CIUDAD!”: Luego de esa primera fase de autodestrucción, se dará cuenta de que necesita de la compañía de otra Frani que lo apapache durante el frío invierno.

Literalmente, OTRA FRANI.

Es aquí cuando verás que fuiste reemplazada en sus fotos hipsters por la clásica perrita sigilosa (o “amiga” como él la llamaba), que visitó a tu ex reiteradas veces en su pega porque “justo voy de pasadita por ahí”. Debo felicitar a mi tocaya porque logró su misión; con esa carita angelical nadie hubiera sospechado que estaba en las trincheras, esperando a atacar cuando Juanito decidiera caer en la tentación.

_____________________________________

Lo que pocos te cuentan sobre terminar con tu primer amor, es que volver a enamorarte es más difícil que la cresta.

Sí claro, “un clavo saca otro clavo“, pero ¿qué pasa cuando todos los clavos parecen oxidados, luego de haber sido ‘clavada’ tantas veces por el mismo clavo? (Say wuuut !?)

Antes de estar con Juan, me enamoraba de TODO el mundo. Cuando digo “todo el mundo”, me refiero a que bastaba con saber que compartía gustos similares con el mino que me tincaba, para hundirme en mi reconfortante “nube del amor”.

Te duermes en la noche escuchando esa canción que te recuerda al amigo de tu primo, que has visto solo dos veces en tu vida, y que es fan de los Beatles y de Into the Wild. ¡Somos uno para el otro, y él no lo sabe!

Eran buenos tiempos. Los amores platónicos son harto más fáciles que las desastrosas relaciones amorosas de la vida real. Los cambias periódicamente, y el corazón roto no te dura más de una semana.

Ahora, sin embargo, caí en un estado de asexualidad y mañosidad del que poco a poco estoy tratando de salir.

Quiero volver a correr hacia mi celular cuando escuche que me llegó un whatssap de ‘esa persona’. Quiero volver a sonreírme sola, acordándome del beso que me dieron la noche anterior. Quiero volver a tener fe de que no todos los hombres que ame van arruinar todo de un día para otro, sin mayor motivo aparente.

Sin embargo, he aprendido muchísimo de toda esta bittersweet experience

Citando al célebre Nóbel de Literatura recientemente fallecido, Gabriel García Márquez:

“Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas, que estas cosas no duran toda la vida.”

El amor en los tiempos del cólera

(Cita que incluiré en el prefacio de mi próxima novela “Cien Años de Soltería”).

¡Ayayay! Si tan solo apareciera alguien que pudiera rescatarme de esta soledad…

¡Pero supongo que para eso están los strippers de Club Femme!

[RECOMENDACIÓN AL LECTOR: La siguiente galería de imágenes está hecha para ser observada con el tema musical Super Freak de soundtrack].

 

Post dedicado a los free (forever-alonespirits, que actualmente tienen a todo su grupo de amigos pololeando (“sisters before misters” / “bros before hoes”, mis pelotas!). Agarren sus pilchas y a sus amigos solteros, y aprovechen de hacer (y tocar) todo lo que los macabeos no pueden.

Frani

Pd, CARRETE COMUNICACIONES UC

Los invito a ver la obra maestra de mi amigo Daniel, y mi “cara de seducción” en el minuto 1:21. Solo puedo decirles que AMO a mi Facultad, y que son LEJOS lo más grande que hay en este mundo.

Pd 2, Pancho: you are next.

 

Advertisements

5 thoughts on “It’s a Match! ♥

  1. Debo decir que encuentro tu manera de escribir y expresarte increíblemente snob. ¿Todo ese spanglish forzado? ¿Punto G intelectual por hablar de Woody Allen? ¿En serio?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s